Siempre que un artista nos concede una entrevista en el mismo lugar en el que poco después va a comenzar el show es algo muy especial para todo el equipo. Compartimos con Pablo Huetos y Vanessa Martínez de Teatro Defondo, esos mágicos previos a la gran transformación, a la mutación.

Dentro de un rato veremos en el escenario como Orlando muta y vive, veremos cómo Pablo Huetos se transforma vertiginosamente en biógrafo, en Otello, en sirviente o en joven dama, pero ahora está frente a nosotros, junto con la directora de Teatro Defondo, conversando y compartiendo sus ilusiones, su historia y el maravilloso proceso creativo que culminará en un rato sobre el escenario del Teatro Auditorio de Cuenca. No hay nada más estimulante que mirar a los ojos a un artista antes de que se levante el telón. Viva el ser humano. Viva el teatro.